Código 3... Policía en Camino

home

columna

Código 3... Policía en Camino

Código 3… Policía en Camino Para que el destino no nos alcance

2017-02-10

Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras

Pues seguramente, el de las filas de la Seguridad Pública Estatal, ha sido un inicio muy ajetreado, al recibir los muchos problemas que aquejan a nuestra entidad, y tratar de poner en orden todo el desbarajuste que existe, sobre todo, en lo que compete a la parte de la zona conurbada y en lo denominado “zona del huachicol”, esto último, como ya lo declaro el nuevo Secretario de Seguridad Pública se trabaja en colaboración con el Poder Federal.


En lo que respecta a la zona conurbada, nosotros pensamos que se deberá poner especial atención en los pésimos resultados que el inexperto Alejandro Santizo ha tenido en su triste paso por la seguridad municipal, en fin, ese señor sólo lo suyo, su barbita, disfrazarse de policía y trajes caros, porque de resultados nada, ni conoce el término.


En nuestra capital, siguen los problemas provocados por la desatención de los mandos, o por su ignorancia, no sé, de todas formas, da lo mismo, el resultado es la inseguridad que todos vivimos y pareciera que al Presidente Luis Bank ni le afectan ni preocupan estas situaciones o no sabe cómo resolverlas.


Habrá que aprovechar al máximo esta breve oportunidad de 18 meses a fin de corregir tantas y tantas omisiones de los que llegaron de otros lares y que ni en donde salieron tenían una destacada labor, esperemos que ahora con mandos poblanos y conocimiento del caso, las situaciones se vallan mejorando a beneficio de nuestra comunidad.


Si a esto le sumamos los problemas causados por los ya famosos “gasolinazos”, los “saqueadores”, los “gobernadores corruptos” en n buen de entidades de la República y para acabarla de fregar, la estúpida posición del nuevo presidente del vecino país del norte, que parece no tener limite a las burradas que hace, pues tal pareciera que es demasiado humo para ver los problemas domésticos, en fin habrá que ponernos las pilas, poner ventiladores gigantes, para quitar esta densa neblina que no nos permite ver nuestros más cercanos problemas y como dijera “Jack el Destripador” por partes, ponernos a trabajar.


Tienen nuestras nuevas autoridades que hacer un rápido diagnóstico de lo que hay, y sobre la marcha resolver, entre otras cosas en la operatividad, administración, capacitación y profesionalización y de inmediato corregir, implementar, adaptar, superar y checar los problemas para resolverlos de manera que el personal sienta un cambio de timón y como siempre salgamos adelante.


Pero se tendrá que ver a los falsos directivos de la academia, los instructores mediocres que se han servido del trabajo de los que aman su actividad, y sobre todo, revisar los casos de los que falsamente han sido acusados por manipulaciones en sus “evaluaciones” y de paso llevar a cabo estas evaluaciones en los mandos mismos, pero que no sean ellos como hasta hoy juez y parte.


En fin, que Morales Rodríguez tiene un buen de trabajo que hacer, pero confiamos en estos cambios y en nuestras instituciones poblanas, aunque hasta hoy estén raptadas por un puñado de ineptos y simuladores, confiamos en que tenemos rumbo, que tenemos nave y tenemos compromiso…

¿O no?

Juzgue usted

albertohidalgo@hotmail.com