Sin Fronteras

home

columna

Sin Fronteras

Democracia Imperfecta

2017-03-17

Oscar Encinas Madrid

A través del tiempo la democracia se ha propagado por todo el mundo convirtiéndose en uno de los sistemas políticos más utilizados a nivel internacional.  Dentro del Índex de Democracia publicado  en 2016 por ¨The Economist¨, se realizó un análisis del Estado de democracia en 165 países. Cada uno obtiene un puntaje que lo ubica dentro de cuatro tipos de regímenes políticos, los cuales son, democracia plena, democracia imperfecta, régimen híbrido y régimen autoritario. 

 

Los sistemas democráticos están pasando por una situación crítica en todo el mundo, y no es generalización, en América Latina se vive una resaca populista que va entorpeciendo los comicios electorales. La región con más avances en todo el mundo es Asia , ya que desde 2006 ha  trabajado más que cualquier otra región para impulsar la democracia dentro de la zona.  Según The Economist el puntaje total regional pasó de 5.44 en 2006 a 5.74 en 2016. Pero no todo lo que brilla es oro, Asia está haciendo grandes esfuerzos para lograr un progreso mayor, pero aún no logra emparejarse con el 6.33 de América Latina , 8. 40 de Europa Occidental y 8.56 de Norte América.   

 

Un ejemplo de consolidación de democracia, analizado desde la cultura y participación política en Asia, es Corea del Sur. El pasado viernes Park Geun-Hye fue destituida de su puesto como presidente por corrupción, enriquecimiento ilícito y conspiración empresarial. Dichas acciones se mostraron como un atentado a la democracia y al Estado de Derecho coreano. Después de dos meses de incertidumbre, el tribunal puso fin y convocó a elecciones anticipadas para el próximo mayo. Todo esto con la finalidad de reemplazar a la primera mujer presidente y  candidata con la mayor votación jamás obtenida dentro del país. La participación política por parte de los ciudadanos se hizo notar durante estos meses de crisis, más del 77 % de los coreanos aprueban la acción llevada a cabo por el tribunal. Corea del Sur se encuentra en la posición número 24 dentro del índice antes mencionado, por lo que su democracia es considerada como imperfecta. Cabe mencionar que México también se encuentra dentro de esta categoría pero nos encontramos en el lugar número 67, y países como El Salvador, Surinam, Perú e incluso Colombia nos rebasan por más de 5 lugares.

 

Sin lugar a dudas, el descontento social y político hacia la presidente Park lastraron su popularidad. El sistema, así como la ciudadanía detectaron las anomalías de manera temprana y lograron una resolución en un plazo menor a tres meses , teniendo como consecuencia la pérdida del poder y la inmunidad presidencial; lo que le brinda al Estado una luz verde para investigarla y juzgarla como cualquier otro ciudadano.  Yo me cuestiono ¿ por qué en México esto no sucede? ¿Será que el sistema está tan lastimado que ni siquiera podemos con Duarte, Guillermo Padrés o Andrés Granier? Desde mi punto de vista esto es deleznable, estamos sumidos en un engranaje inservible que necesita piezas nuevas para seguir maquinando. Es lamentable que estemos acostumbrados a tanta porquería política y que no hagamos nada al respecto. La idiosincrasia  del mexicano descrita por Octavio Paz, ha hecho que acciones de corrupción por parte de funcionarios públicos nos sea irrelevante. Cada escándalo por parte de los políticos que roban, mienten y  agreden al pueblo, es una piedra más en el zapato del mexicano que sigue caminando sin importar la incomodidad.

 

México es una nación joven que tiene mucho por aprender. Desgraciadamente nuestra participación política se ha visto opacada por una lucha de intereses que sólo los políticos entienden. En México la falta de seguridad jurídica, el enriquecimiento ilícito y el clientelismo político han hecho de nuestra nación un sistema idóneo y perfecto para que la corrupción prolifere cada vez más y juegue en contra de la solidificación de una democracia plena. Es tiempo de que empecemos a dar pasos grandes en materia de democracia, ya que considero garrafal que los funcionarios públicos hagan y deshagan a su desdén sin repercusión alguna. Es imprescindible que el Estado impulse medidas óptimas para la consolidación de la democracia en suelo mexicano, y volver a posicionar a México como un líder político dentro de Latinoamérica. Grandes retos nos aguardan, las famosas elecciones del 2018 determinarán el camino político de México y como ciudadanos debemos de ejercer una ciudadanía activa para que la democracia persevere.