Despertando

home

columna

Despertando

Suspensión de derechos que amerita expulsión

2017-04-27

Meme Y. Contreras Abraham

Estimado Diputado Federal Alejandro Armenta Mier:

 

En su último video dirigido a Cesar Camacho; pregunta en dónde estuvo el PRI para diversos temas, como la privatización del agua en Puebla, que en dónde estuvo el PRI para defender a las familias ante los despidos injustificados y sobre todo en dónde estuvo el PRI ante la “descarada” campaña de Rafael Moreno Valle que es pagada con nuestros impuestos.

 

Todo esto lo hace como respuesta a su, muy probable, expulsión del PRI y me gustaría hacer de su conocimiento algunos puntos, que quizás poca gente sabe, pero todos deberíamos.

 

Para comenzar, su expulsión se daría por un acuerdo firmado entre un Diputado Federal por el PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL, lo que lo convierte en un representante del partido, y si usted lee sus estatutos, en el artículo 63 fracción IV, una causa para pérdida de la militancia es:

 

“Apoye públicamente o realice labores de proselitismo a favor de un candidato de otro partido político, salvo en el caso de coaliciones o alianzas previstas en los Estatutos”

 

 Tomando eso en cuenta, usted está apoyando un acuerdo realizado por el eterno candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador, el cual es Presidente de Morena y no existe, al menos públicamente, algún acuerdo entre el PRI y Morena.

 

Por si eso no le resultara lo suficientemente importante, en los mismos estatutos del partido que lo ha postulado a diversos cargos los cuales ha asumido bajo la bandera tricolor,  el artículo 227 en sus incisos I, II, III, IV, V, VI, VII, IX, X, XI se dice lo siguiente:

 

Articulo 227. La expulsión procede por alguna de las causas siguientes:

 

      I.         Atentar, de manera grave, contra la unidad ideológica, programática y

organizativa del Partido;

    II.         Sostener y propagar principios contrarios a los contenidos en los Documentos Básicos;

  III.         Realizar acciones políticas contrarias a los Documentos Básicos o a los lineamientos concretos de los órganos competentes del Partido;

   IV.         Realizar actos de desprestigio de las candidaturas sostenidas por el Partido u obstaculizar las campañas respectivas. Llevar a cabo actos similares respecto de los dirigentes o sus funciones, u otros que atenten en contra de la integridad moral o la vida privada de candidatos o dirigentes, funcionarios o representantes populares priistas;

     V.         Difundir ideas o realizar actos con la pretensión de provocar divisiones en el Partido;

   VI.         Solidarizarse con la acción política de partidos o asociaciones políticas antagónicas al Partido;

 VII.         Promueva y apoye actos de proselitismo de candidatos de otros partidos;

VIII.         Proceder con indisciplina grave, en relación con las determinaciones de las asambleas y demás órganos del Partido;

   IX.         Enajenar o adjudicarse indebidamente bienes o fondos del Partido;

     X.         Cometer faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones publicas que se tengan encomendadas; y

   XI.         Presentar de manera dolosa, una denuncia con hechos infundados ante los órganos disciplinarios a que se refiere este Capitulo.

 

Si usted se tomara la molestia de haber leído sus estatutos, más habiendo sido presidente del CDE, sabría que razones sobran para expulsarlo, ya que al no existir ningún acuerdo entre partidos y usted al realizarlo sin consultar a sus dirigentes esta cometiendo faltas en contra de sus documentos básicos.

 

Si bien todos nos hemos quejado de la falta de institucionalidad de los partidos, déjeme decirle que usted no se manda solo, la importancia de los partidos políticos radica en que cuando sus representantes cometen errores, ellos están para recordarles el camino.

 

Si bien, no podemos decir que en los últimos años el PRI ha sido el partido ideal, ya que efectivamente ha olvidado sus valores y que el poder es del pueblo y para el pueblo, tampoco podemos decir que sus acciones son las más correctas.

 

Hoy se ampara en que es su derecho constitucional el poder participar en firma de acuerdos, lo utiliza ya que es nuestra máxima ley, pero me gustaría preguntarle. ¿También es su derecho constitucional votar a favor del gasolinazo? ¿O eso es menos constitucional que su derecho de participar en otros acuerdos políticos para hacerse la víctima y entonces regresar a su plataforma ciudadana y subirse al tren de la gubernatura del 2018?

 

Más bien, la pregunta es, ¿es más constitucional su derecho a firmar acuerdos con Morena que el de los ciudadanos a no gastar tanto dinero en gasolinas?

 

Porque, para hablar de derechos constitucionales, realizar videos donde lee discursos bien preparados, formar plataformas “ciudadanas” con figuras tan “honorables” como Violeta Lagunes, pues es muy sencillo.

Montar teatros es muy fácil, pero ¿en dónde esta usted buscando resolver el tema del Huachicol, donde su distrito es parte importante del conflicto?

 

¿En dónde están sus resultados como LEGISLADOR y no como GESTOR?

 

Dentro de las facultades y obligaciones de un Diputado Federal, citando la constitución, ustedes tienen la facultad de aprobar anualmente el Presupuesto de Egresos de la Federación, previo examen, discusión y en su caso modificación del Proyecto enviado por el Ejecutivo Federal, tomando en cuenta lo anterior, usted conocía el significado de la liberación de hidrocarburos y no realizó nada más que votar a favor del gasolinazo, mismo que incremento la oleada de delincuencia de la cual varios municipios del distrito que usted representa,  así como su natal Acatzingo, hoy sufren.

 

Sus resultados como Diputado se resumen a una iniciativa de Primer Empleo a la cual no le dio seguimiento, una escuela del Artesano que no tiene futuro y 3 tractores para la zona.

 

Todo eso más su insaciable campaña de desacreditación al PRI nos ha costado cerca de 145 mil pesos mensuales. ¿Los valen? A mi parecer, no vale ni un centavo.

 

Usted se considera un “Carmelo Vargas” más de la política, cuando se le señalaron abusos respondió con críticas fuertes a integrantes de “su” partido y a ajenos, pero no se ha preguntado; ¿Quién es usted sin el PRI?

 

Todas las campañas que coordina se han perdido, en cambio si es usted el candidato se ganan entonces ¿primero es usted que su partido?

 

No se le olvide que su padrino mágico, seguirá siendo su padrino y que a menos que el le esté dando este consejo de darle la espalda de esta manera a su partido y de utilizar la estructura que gracias al Señor usted tiene, no es algo que se olvide fácilmente.

 

Como dicen por ahí, si amenaza con irse mejor hágalo, pero llévese a todos los infiltrados que tiene en el Comité Directivo Estatal del PRI y que hagan el trabajo solos, con usted como bandera y no usando las listas de ese partido que lo hizo a usted quien es.

 

Es muy sencillo volteársele al partido que le ha dado de comer durante tantos años solo porque ya ve el fin de la gallina de los huevos de oro, lo difícil es ser realmente CIUDADANO y no SERVIRSE de nosotros como usted bien sabe.